Plantas que pueden ayudar a sustituir el paracetamol y el ibuprofeno

Add to Flipboard Magazine.

En todo el mundo, hoy en día, hay un exceso de uso de medicamentos – para bajar la fiebre, reducir los dolores, disminuir los procesos inflamatorios, son los principales síntomas que molestan a las personas, o que las asustan. Entre ellos, los más conocidos son el paracetamol y el ibuprofeno.

Lo peor es que estos síntomas, incómodos, es cierto, indican procesos naturales de curación de nuestro organismo. La fiebre, ya se sabe, indica la reacción positiva del sistema inmunológico en su lucha contra los microbios que causan enfermedades. Y bajar la fiebre, sólo por bajar, no es nada beneficioso para esa lucha natural de nuestro cuerpo. Las inflamaciones son, nada menos, que otra reacción benéfica del organismo – cuando hay una lesión, el cuerpo juega linfa (líquido) en la región para, con ella, aumentar el número de glóbulos blancos, los guerreros de nuestra salud. Reducir la inflamación con un químico puede incluso disminuir la molestia en la región pero no colabora en nada con la curación. Sólo el descanso, la buena alimentación e hidratación, el uso de algunas hierbas ya consagradas hace milenios, ya serían lo suficiente para ayudar en el proceso de curación.

Usted sabe, antiguamente se decía, «buen sentido y canja de gallina» con 7 días de descanso, es la cura para muchas de las dolencias que sentimos, de virosis (gripes).

Pero, ¿quién tiene los 7 días para descansar y recuperarse naturalmente? No, nadie lo tiene, lo sabemos. Somos hoy rehenes de un sistema económico que no valora la vida humana. Somos piezas de un ajedrez que se juega hasta nuestra extenuación total.

Pero, siempre es posible que la gente cambie esa realidad, ¿no?

Una de las formas de cuidar de nuestra salud es conocer las hierbas que nos puedan ayudar. Entre estas resaltamos aquí algunas:

1. Jengibre

 

Varios estudios realizados en la Universidad de Odense, en Dinamarca, apuntan que el jengibre (Zinziber officinale) tiene efectos anti-inflamatorios superiores a los del ibuprofeno, fármaco no esteroide de los más usados.

El jengibre es antibiótico, anti-inflamatorio, calma el sistema digestivo, eficaz en el control de náuseas y vómitos, calma el dolor de cabeza y la migraña, estimula el sistema inmunológico, protege el colon contra las lesiones cancerosas, elimina las células cancerígenas en el cáncer de el ovario, ayuda en los procesos de desintoxicación alimentaria, alivia el dolor de la artritis, la osteoporosis y el músculo, alivia los síntomas de inflamación, protege contra la formación de úlceras estomacales, su uso es beneficioso en el combate de las enfermedades arterias coronarias. Muchos otros usos se reportan en la literatura fitoterápica.
2. Cúrcuma

La cúrcuma (Curcuma larga) se utiliza hace 4 mil años y se sabe que posee propiedades anti-tumorales, antioxidantes, antiartríticos, anti-inflamatorios, antivirales, antibacterianos, antifúngicos. «La cúrcuma tiene potencial contra diversas enfermedades como la diabetes, alergias, artritis, mal de Alzheimer y muchas otras enfermedades crónicas», según una publicación del Advanced Experimental Medical Biology (2007).

3. Sauce-blanco

En el sauce blanco (Salix alba) se utiliza la cáscara como analgésico, antiinflamatorio, antipirético, anticoagulante, calmante, astringente y desintoxicante. Se utiliza comúnmente en los tratamientos de dolor de cabeza y migraña (junto con la uña de gato y el anís estrellado, para suavizar su sabor amargo), dolores menstruales, ciática, fibromialgia, dolores musculares y reumáticos. También puede ser utilizado como sedante natural porque su té promueve el sueño. En uso tópico, se utiliza para tratar callos y verrugas, quemaduras y heridas, infecciones de la piel, infecciones bucales, inflamación de la garganta. Tiene un efecto similar a la aspirina en casos de fiebre gripal, sin causar rechazo estomacal. Estos son sólo algunos de los usos del sauce, cuyo principio activo es la salicilina.
4. Uñas de gato

En la foto, Uncaria tomentosa (izquierda) y Uncaria guianensis (derecha)

Es un potente antiinflamatorio, eficaz para tejidos y terminaciones nerviosas, descongestionante, bactericida, antimutagénico y citostático útil en los tratamientos de tumores cancerígenos, desintoxicante renal e intestinal, promueve la curación en casos de diverticulitis, colitis, hemorroides, fístulas, gastritis y úlceras. Cura parasitosis, desequilibrios de la flora intestinal y enfermedad de Crohn. Alivia las alergias químicas y de polem, bronquitis y asma. Como antiviral, ya demostró su eficacia en herpes genital, herpes zóster y sida. Inhibe la coagulación y estimula el sistema inmunológico.

La uña de gato medicinal pertenece a dos especies, Uncaria tomentosa y Uncaria guianensis, trepadoras leñosas de ocurrencia en la selva amazónica y otras áreas tropicales de América del Sur y Central. Estos son medicamentos muy usados ​​en América Latina, en comunidades indígenas y campesinas. Uncaria guianensis también presenta un efecto anti-tumoral. Es importante que no se confunda con la planta ornamental Ficus pumila también llamada de uña de gato, que es tóxica.
5. Boswellia

Foto: Plant Guide © 2012 Markus Rothkranz

Esta planta es un potente antiinflamatorio y muchos estudios demuestran su eficacia en comparación con los antiinflamatorios no esteroides, como el ibuprofeno. La boswellia se ha utilizado eficazmente en casos de artritis reumatoide, asma, alergias, colitis ulcerativa, enfermedad de Crohn, hinchazón de las articulaciones y rigidez matinal en los ancianos, inhibición de las células cancerosas.

6. Pimienta

El principio activo curativo de la pimienta (Capsicum spp.) Es la capsaicina, una resina aceitosa. Tiene poderosa acción analgésica pues inhibe la liberación del principal neurotransmisor de los estímulos de dolor, consecuentemente, bloquea su transmisión. El uso de la pimienta aumenta la liberación de endorfinas por la glándula pituitaria y el hipotálamo. También es eficaz en la reducción de los niveles de lípidos en la sangre y ayuda a mantener equilibrado los niveles de azúcar. La pimienta también ayuda en la reparación y reconstitución de los tejidos dañados, mejora las funciones estomacales e intestinales y ayuda en la prevención de varias formas de cáncer. También promueve pérdida de peso ya que tiene la capacidad de elevar la tasa metabólica del organismo. Puede usarse tópicamente para aliviar el dolor de las neuropatías diabéticas, la osteoartritis y la psoriasis.

Muchas más plantas existen, muchas más plantas la humanidad conoce pues, hace milenios éstas se utilizan en la curación de nuestros males.

Artículo original (en portugués)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *